Lento pero seguro: sigue avanzando el uso de IA para combatir fraudes cibernéticos (Criptotendencia)

Bitcoin

 

Catalogada como una de las tecnologías más útiles de la actualidad, la Inteligencia Artificial (IA) no ha dejado de sorprender al público casi desde su aparición.

Actualmente son incontables las soluciones que se han desarrollado empleando esta tecnología; sin embargo, a pesar que estas herramientas existen en el mercado, no todas las empresas las utilizan. Aunque día a día todo va apuntando a que a las compañías no les quedará otra opción más que adoptar la IA.

De acuerdo con la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE, por sus siglas en inglés), hoy en día son muy pocas las instituciones que hacen uso de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning prevenir los fraudes cibernéticos.

De hecho, en una encuesta realizada en conjunto con el Instituto SAS, la multinacional que lidera el campo de la inteligencia empresarial, se reveló que tan sólo el 13% de las organizaciones afiliadas a la ACFE emplean IA y/o Machine Learning para detectar y combatir fraudes.

Tomando en cuenta esto, Bruce Dorris, presidente de la ACFE, declara que:

«A medida que los delincuentes encuentran nuevas formas de explotar la tecnología para aprovechar vulnerabilidades y atacar a las víctimas, los profesionales de la lucha contra el fraude también deben usar tecnología de punta para combatirlos».

Dorris continúa continúa asegurando que identificar correctamente las tecnologías que pueden ayudar para este fin es algo crucial para tener éxito. Y en el informe «Evaluación Corporativa de las Tecnologías Antifraude», creado por la ACFE y el Instituto SAS, dan algunos ejemplos de tecnologías que definitivamente hay que tomar en cuenta.

Primero, los sistemas de seguridad biométricos, los cuales han experimentado un auge notable en los últimos tiempos. Actualmente, una de cada cuatro instituciones (26%) los utiliza para combatir el fraude. Por otro lado, el 55% de los miembros de la asociación tienen contemplado incrementar sus presupuestos en el corto plazo para hacerse de tecnología de punta para combatir el fraude.

En este sentido, el desarrollo de técnicas para el análisis de datos se ha vuelto un activo indispensable. Por ello, se espera que para el año 2021 casi tres de cada cuatro instituciones (72%) ya hayan implementado sistemas de monitoreo automatizado, informes de excepciones y detección de anomalías. Asimismo, también se contempla un incremento notable, en aproximadamente un 52%, en el uso de modelos predictivos y en los de visualización de datos (47%).

El director senior de Ventas de Productos Antifraude en SAS, James Ruotolo, también se pronunció sobre este tema, asegurando que:

«Las tecnologías y estrategias de otros profesionales de la lucha contra el fraude, puede ayudar a las organizaciones a determinar hacia dónde se dirige su industria y tomar mejores decisiones al invertir en tecnologías antifraude».

Por lo tanto, afirma que es imperativo para estas empresas adoptar rápidamente las herramientas de Inteligencia Artificial, Machine Learning y el uso de modelos predecitivos, de manera que esta analítica avanzada mantenga a los investigadores un paso delante de los criminales cibernéticos.

Leave a Reply